El Ibex35 se tomó un respiro y consiguió cerrar por encima de los 8.800 puntos. Abengoa fue el principal motor de las subidas – al anotarse un 8.4% al cierre- acompañado de Inditex, aplaudido por las buenas cifras publicadas. La confianza volvió al mercado español en una jornada en la que el cambio euro-dólar alcanzó las 1.2058 unidades.


El Ibex35 consolida las subidas al cierre…y los 8.800 puntos. La confianza vuelve a las plazas europeas en una jornada que ha ido de menos a más –en cuanto a revalorizaciones se refiere- según se han ido suavizando las dudas sobre la deuda de los periféricos. Los expertos consideran que “el satisfactorio resultado en la subasta de bonos portugueses ha provocado una disminución del riesgo y ha permitido que nos tomemos un respiro”, admite Pedro Lacambra, analista de IberCaja Gestión. Y un respiro se ha tomado la renta variable: la española – el Ibex35- sumó un 2.29% y alcanzó los 8.868 puntos. En el resto de plazas del viejo continente, el DAX se revalorizó un 2.12% a 5.993 puntos. El CAC-40 se anotó un 1.8% en tanto que el Eurostoxx50 sumó un 1.8% y marcó en los 2.556 puntos su último movimiento.

Las mayores subidas de la sesión llegan de Abengoa. La compañía ha decidido, junto a Total, construir la mayor planta de energía solar en los Emiratos Árabes Unidos con una inversión de 600 millones de dólares. Un proyecto que “refuerza su posición en energía solar y que le coloca en una ambiciosa región en cuanto a proyectos de energías renovables se refiere”, reconoce Lacambra. Subió la compañía un 8.49% como también lo hizo Inditex. Los buenos resultados publicados por la textil gallega – que incrementó hasta los 301 millones de euros su beneficio en el primer trimestre fiscal , un 63% por encima de los publicados en el mismo período del año anterior- provocaron un incremento del 7.54% en su cotización, hasta los 47.19 euros.

Cierra el podio de las mayores revalorizaciones, Banesto. La entidad que preside Ana Patricia Botín se hizo con un 4.8% de subida y marcó en los 38.10 euros su último movimiento. La entidad es la única que no ha pasado por la revisión ‘a la baja’ que ha realizado HSBC sobre la banca española. Y es que el broker británico ha castigado a las principales entidades al recortar su precio objetivo por no lograr financiarse en el mercado interbancario. La delicada situación de la economía española y el temor a un crack crediticio pasan factura a entidades como Banco Santander (+3.86%) que ha sido rebajada a neutral con objetivo a 8.2 euros. BBVA es rebajada hasta los 8.4 euros con nota de neutral. la entidad vasca sumó un 3.11% y cerró en los 7.64 euros mientras que para Banco Popular y Sabadell las estimaciones fueron rebajadas a neutral e infraponderar, respectivamente. Ambas entidades se alzaron un 4.17% y un 2.27% al cierre de la sesión.

Del resto de pesos pesados, Telefónica sumó un 0.20% y cerró en los 15.07 euros. Iberdrola se animó con un 0.68% de revalorización y marcó los 5.03 euros mientras que Repsol se anotó un 1.79%, con lo que mañana sus títulos comenzarán a cotizar desde los 16.18 euros.

Hubo también espacio para los números rojos. Los que se llevó Sacyr Vallehermoso. Un 1.78% que descontó de su cotización y que le llevó a los 3.76 euros. La constructora está entre las posibles candidatas a abandonar el selectivo español en la reunión de mañana del Comité Asesor Técnico del Ibex35. La elevada deuda de la compañía podría ser su particular via crucis. Iberdrola Renovables acompañó a la constructora en el terreno negativo, al ceder un 0.63%, mientras que Grifols superó el medio punto porcentual de caída y alcanzó los 8.77 euros en su último movimiento.