El optimismo ha vuelto para comenzar la semana gracias a un fin de semana donde la rumorología ha campado a sus anchas. Alemania podría estar cerca de dar su brazo a torcer en aquello de que el BCE salga a comprar deuda soberana de manera masiva y el FMI podría estar negociando una ayuda de 600.000 millones de euros a Italia, algo que el organismo ya se ha aventura a desmentir esta misma mañana. Con este panorama, Europa rebota y el Ibex 35 suma más de un 1,5% en la preapertura.

Parece imparable el rebote de nuestro selectivo en vista de la recuperación de los 7.900 enteros cuando falta algo menos de media hora para que comience la sesión, aunque la experiencia es un grado y ya conocemos el funcionamiento de los mercados en los últimos tiempos. Idéntica situación se produce en Europa donde los futuros anticipan avances próximos al 1,5% en el Eurostoxx50, el Dax alemán y el Cac francés.

Ayuda el cierre en Asia donde el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio ha terminado con un rebote del 1,56% aventurando ganancias en el viejo continente. La prensa matutina destaca en sus portadas la posible cesión de Alemania a que el Banco Central Europeo lleve a cabo una serie de compras masivas de deuda soberana de los países con problemas –algo inaudito hasta la fecha para la señora Merkel-, según destacan los diarios alemanes.

La prensa italiana, por su parte, ha replicado durante todo el fin de semana un posible rumor sobre la ayuda de 600.000 millones de euros desde el Fondo Monetario Internacional a su país, a pesar de que la institución presidida por Christine Lagarde ya se ha aventurado a desmentirlo.

El euro abre en el 1,33, mientras que la prima de riesgo española se mantiene en la peligrosa zona de los 460 puntos básicos. El bono español a diez años, mientras, sigue cotizando a una rentabilidad superior al 6,8%.