La aerolínea de bajo coste Vueling lidero hoy las pérdidas del mercado español al ceder el 12,26%, una caída que situó sus títulos en 9,66 euros, el precio más bajo que marca desde que debutó en bolsa en diciembre del año pasado.
Las acciones de Vueling fueron suspendidas de cotización antes de que comenzara la sesión del lunes y regresaron al parqué a las 10.20 horas de hoy a un precio de 9,80 euros, 1,20 euros menos del precio al que cerraron el viernes (11,01 euros). La compañía fue suspendida después de que se publicara que podría cerrar el año con unas pérdidas de 50 millones de euros. Tras conocerse esta segunda revisión a la baja de sus expectativas, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) pidió una explicación a Vueling, que aseguró que, "en el peor escenario", prevé obtener este año un resultado bruto de explotación negativo de hasta 10 millones de euros. En el comunicado remitido a la CNMV, la aerolínea anunció que ante la situación de "alta volatilidad de los mercados de ventas y materias primas", no se considera adecuado comunicar en el futuro nuevas previsiones sobre ingresos y resultados brutos de explotación. Vueling se vio también perjudicada por la decisión de Goldman Sachs de rebajar su precio objetivo de 12 a 2,5 euros por acción así como de cambiar su recomendación de "mantener" a "vender". La semana pasada, la aerolínea sufrió otro revés en bolsa después de que todos los consejeros que representaban a la familia Lara, incluyendo el presidente de la aerolínea, Josep Miquel Abad, presentaran su dimisión en el consejo por diferencias en la gestión y después de pedir el cese del equipo directivo. Vueling, que en su oferta pública de venta (OPV) colocó sus acciones a un precio de 30 euros, aterrizó en el parqué el 1 de diciembre de 2006 con una fuerte revalorización. Desde mayo, y tras la salida de inversores de referencia, la compañía comenzó una caída en picado que en lo que va de año le ha llevado a perder el 70,46%, lo que sitúa su capitalización bursátil en 144,9 millones de euros, frente a los 450 millones con los que debutó en el mercado.