La aerolínea de bajo coste Vueling registró en el primer trimestre unas pérdidas antes de impuestos de 32,38 millones de euros, un 47,1% más que en el mismo periodo del ejercicio precedente, cuando los números rojos llegaron a los 22 millones de euros. La cifra de negocio trimestral alcanzó los 88,6 millones de euros, un 48,2% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, cuando ingresó 59,82 millones de euros.
Este incremento de los ingresos no se reflejó en el beneficio debido a un aumento de los gastos, que subieron un 43,7% hasta 120,8 millones de euros en un contexto de encarecimiento del combustible por la escalada alcista del crudo.