El consejo de administración de Vueling ha decidido contratar los servicios del banco de inversión Rothschild con el objetivo de que colabore de forma activa en el examen de las opciones estratégicas que se plantea en estos momentos la empresa. Con el acuerdo alcanzado, Vueling recibirá la ayuda del citado banco para la mejora de su plan estratégico y la búsqueda de soluciones efectivas "en favor de todos los accionistas de la compañía que puedan ser presentadas a la Junta General Extraordinaria de accionistas, prevista para el próximo 26 de noviembre". La celebración de esta junta fue solicitada por el principal accionista de la aerolínea, Inversiones Hemisferio (Grupo Planeta), que también exigía un cambio en la gestión de la aerolínea, así como la dimisión de, entre otros, el consejero delegado, Carlos Muñoz.