La aerolínea Vueling invertirá entre 130 y 150 millones este año en nuevos puestos de trabajo, la mayor parte para el aeropuerto barcelonés.

Esta inversión se traducirá en la creación de en torno 400 nuevos puestos, debido al incremento de su flota de 36 a 47 aviones. Estos futuros trabajadores se incorporarán a una plantilla de 1.300 empleados. Vueling, presidida por Josep Piqué, gastará 110 millones de euros en crear 315 empleos directos y los 80 restantes en empresas proveedoras de la compañía. El impacto económico de entre 130 y 150 millones en 2011 se repartirá entre compra de productos, servicios, salarios directos y generación de empleo en otras empresas.

Un dato. Vueling invertirá en torno a dos millones de euros en formación para los futuros pilotos y demás personal aéreo.

Hoy cerró su jornada bursátil con una caída del 3,92%, finalizando el precio de su acción en 9,32 euros.