Vueling celebrará el próximo 20 de junio su junta general de accionistas, en la que tiene prevista la aprobación de sus cuentas anuales, memoria, balance, cuenta de pérdidas y ganancias e informe de gestión de la compañía de 2007. La compañía aérea cerró el pasado ejercicio con unas pérdidas netas de 63,2 millones de euros, lo que supone multiplicar casi por seis las registradas en el año anterior. Vueling destacó la bajada de las tarifas por pasajero en un 21%, que generó un impacto negativo en la cuenta de resultados de más de 60 millones de euros y el aumento del precio del fuel, que tuvo un impacto negativo de casi 10 millones de euros.