El fabricante automovilístico alemán Volkswagen quiere vender 8 millones de vehículos anuales a medio plazo, lo que supone superar en un 16% las ventas del pasado año (6,3 millones de vehículos). La dirección de Volkswagen dio hoy a conocer sus objetivos de ventas, que son de unos 10 millones de automóviles en 2018, con los que quiere desbancar a su rival japonés Toyota la primera posición en el ránking internacional.