La multinacional alemana Volkswagen, el mayor fabricante extranjero de coches en China, espera aumentar sus ventas en el segundo mayor mercado del mundo en un 12 por ciento este año, gracias a la introducción de nuevos modelos. Las ventas del grupo alemán en China, donde está presente dentro de las empresas mixtas Shanghai Volkswagen (junto con la shanghainesa SAIC) y FAW-Volkswagen (con la pequinesa FAW), podrían superar este año las 800.000 unidades, según Soh Weiming, vicepresidente ejecutivo del Grupo Volkswagen en China.