El grupo alemán Volkswagen, primer fabricante de automóviles de Europa, invertirá 1.600 millones de euros adicionales en China, con lo que el importe de su plan de inversiones en el país asiático se eleva a 6.000 millones de euros.

El consorcio de Wolfsburg destinará esta suma al desarrollo de nuevos productos, algunos de ellos concebidos específicamente para el mercado chino, y a la ampliación de las dos instalaciones industriales de que dispone en China.