Vodafone y O2 proyectan compartir sus redes de telefonía en el Reino Unido y las conversaciones entre ambas compañías están en fase avanzada, según informa hoy el diario "The Guardian". A su vez, Orange, aunque es actualmente socio de Vodafone, quiere que T-Mobile y 3 la autoricen a compartir su red, con lo que los cinco mayores operadores de telefonía móvil del Reino Unido usarían sólo dos redes. Las cinco compañías seguirán compitiendo en el mercado bajo sus propias marcas, pero la conjunción de esfuerzos en materia de redes les permitirá llevar la banda ancha móvil a más zonas rurales. Asimismo podrán reducir el actual número de 51.000 estaciones base distribuidas por todo el país, evitando así duplicaciones. Esas medidas permitirán además reducir costos, con lo que, al menos en teoría, podrían abaratarse las llamadas y los servicios de internet, aunque existe el peligro de reducción de la competencia.