Vodafone no venderá el 45% que mantiene en Verizon Wireless. De esta manera la operadora británica no ejercerá sus derechos para vender a Verizon su participación en la división de telefonía móvil de la compañía estadoundiense, que está valorada en 10.000 millones de dólares.
Vodafone tendría derecho a vender su participación a Verizon por los términos señalados en el acuerdo firmado por ambas operadoras en el marco de una joint venture. Según explica Vodafone en un comunicado "Verizon Wireless es un lider del mercado con sólidas perspectivas de crecimiento y el consejo de Vodafone sigue creyendo que mantener la participación del 45% es lo mejor en el interés de sus accionistas" El pasado mes de julio, el grupo inversor Efficient Capital Structures (ECS) solicitó en la última junta de accionistas de Vodafone que el grupo considerara la venta de su división americana y revisara la estrucutra de su deuda. Además, un grupo de accionmistas votó en contra de mantener la participación en Verizon Wireless.