El gigante de la telefonía móvil Vodafone pretende aprovechar el próximo plan de reestructuración de la industria de las telecomunicaciones china impulsado por el gobierno para incrementar su presencia en el país asiático. El consejero delegado de la compañía, Arun Sarin, dijo que la participación de 13.000 millones de dólares que el grupo británico tiene en China Mobile, la mayor operadora del mundo por número de clientes, es un "fondo" que puede utilizar para beneficiarse de las oportunidades que surjan en China, informa hoy el periódico británico Financial Times.