La compañía de móviles brasileña Vivo, propiedad de Telefónica y Portural Telecom, ha conseguido licencias del regulador Anatel para operar en seis estados brasileños, que permiten a Vivo operar en todo Brasil. Anatel ha inforamado de que OI, que compite con Vivo a través de Teleming, ha recibido la licencia para operar en el estado de Sao Paulo. Con esta adquisición Brasil alcanza el objetivo de tener cuatro grandes operadores en cada una de las cuatro regiones de móviles.