Vitacress Iberia, con sede en Mercamadrid y dedicada a la comercialización y venta de hortalizas de cuarta gama, prevé elevar un 42,8% su facturación este ejercicio, en gran medida por el impulso generado tras su compra, el pasado 30 de junio, por el grupo portugués RAR. Fuentes de Vitacress Iberia explicaron que la facturación prevista para 2008 superará los cinco millones de euros (3,5 millones en 2007), mientras que el volumen comercializado alcanzará los 800 toneladas, frente a las 500 registradas en el último ejercicio.