Vidrala obtuvo un beneficio neto de 32,97 millones de euros hasta septiembre, cifra un 15,2% inferior a la del mismo periodo de 2010.

El resultado neto de explotación (Ebit) de la empresa dedicada a la fabricación de envases de vidrio se redujo un 10% en el periodo enero-septiembre, hasta los 46,28 millones de euros.

Por su parte, la facturación de Vidrala se elevó un 4,5%, hasta sumar 331,5 millones de euros, frente a los 317,1 millones de euros obtenidos en los nueve primeros meses de 2010.

Vidrala ha destacado que la demanda de envases de vidrio en los mercados europeos se mantiene "estable", en coherencia con las condiciones de consumo y de exportación de los productos de alimentación y bebidas a los que abastece.