La productora Vértice 360º ha cedido finalmente ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y su consejo de administración ha decidido proponer ante su junta de accionista “propuesta, debate y posible acuerdo de contra‐split respecto de las acciones de la compañía”.

Un contrasplit supone la agrupación de varias acciones existentes en una acción nueva. La compañía que preside Pablo Pereiro apunta un hecho relevante remitido ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que el consejo de la productora llevará a la junta del 8 y 9 de mayo esta propuesta

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) alertó el pasado jueves del caos en la ampliación de capital y recomendó a la compañía que realizase un contrasplit, pese a que la idea inicial de la compañía era multiplicar por 18 su número de acciones a un precio de 0,001 euros. El regulador de la bolsa española pidió "máxima cautela a accionistas e inversores en la negociación de las acciones de la compañía".

Desde el viernes las acciones de Vértice 360º no cotizan, ya que se encuentran suspendidas de cotización amte la avalancha de órdenes de venta de los títulos. En la sesión del viernes las acciones de Vértice 360º cayeron un 42,2% hasta el precio mínimo de cotización de un céntimo de euro establecido por la Sociedad de Bolsas por razones técnicas. En lo que va de mes las acciones de la compañía han caído un 52%.