La mayor operadora de telefonía móvil de Estados Unidos ha reducido un 7,2% sus ganancias en el segundo trimestre del año, hasta los 3.160 millones de dólares ó 52 centavos por acción. Sin extraordinarios, su beneficio alcanzó los 63 centavos por título, por encima de los 62 centavos esperado por los analistas.