Las ventas del sector minorista aumentaron en abril el 3,2% respecto al mismo mes del año anterior, y el empleo lo hizo el 1,7%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).
Sin embargo, a precios constantes -descontado el efecto de la inflación- la encuesta revela que las ventas al por menor crecieron el 1,6% en abril. Este mes los datos no se han visto afectados por el efecto calendario, ya que ha tenido el mismo número de días hábiles que en abril de 2006, explica el INE. El incremento de la facturación a precios corrientes en el sector minorista fue resultado del crecimiento del 3,4% de las ventas de alimentos (bajaron el 0,1% a precios constantes) y del aumento del 3,1% de las del resto de bienes (el 2,7% a precios corrientes). Dentro de los productos no alimenticios, las ventas de equipo personal crecieron el 0,7%, las de equipo del hogar el 4,2% y las de otros bienes lo hicieron el cuatro%. La facturación en grandes superficies -locales superiores a 2.500 metros cuadrados- aumentó en abril el 0,2% (bajó el 1,4% a precios constantes), debido al descenso del 1,7% en las ventas de alimentos y el aumento del 1,2% en las del resto de productos. Por comunidades autónomas, el mayor alza en las ventas minoristas se registró en Aragón, el 5,7%, seguida de Cantabria, con el 5,3%, y Galicia, con el 5,1% en ambos casos. Por el contrario, los menores incrementos se registraron en Cataluña, el 2,1%, y en Canarias y Castilla y León, con el 2,4%. Respecto al empleo, que creció el 1,7% en el conjunto del sector, aumentó el 1,2% en las grandes superficies. Por comunidades autónomas, los mayores incrementos del empleo en el sector se registraron en Murcia, el 3,9%, y La Rioja, el tres%, mientras que la ocupación sólo descendió en las Islas Baleares, el 0,1%.