El Gobierno de Venezuela ordenó el miércoles a la filial local de Coca-Cola, el mayor fabricante de refrescos del mundo, sacar de circulación su producto Coca-Cola Zero, por considerar que es dañino para la salud, informó la agencia estatal de noticias ABN. La medida ocurre después de varios obstáculos que ha enfrentado la firma en Venezuela, en medio de una ola de nacionalizaciones y de una mayor fiscalización del sector alimenticio que ha impulsado el Gobierno del presidente Hugo Chávez. El ministro de Salud y Protección Social de Venezuela, Jesús Mantilla, dijo que la medida contra Coca-Cola y su fabricante local se adoptó por considerar que el refresco específico contiene un componente que puede resultar perjudicial para los humanos, pero no entregó detalles del elemento al que se refería.