“Vende en mayo y échate a dormir”, reza uno de los viejos axiomas de Wall Street. Parece como si de repente todos los inversores del mundo se hubieran puesto de acuerdo. el Dow Jones ha cerrado el mes con una caída del 7,9% siendo el peor mes de mayo desde 1940. El S&P 500 ha descendido un 8,2% y es el peor mes de mayo desde 1962 y el Nasdaq Composite ha descendido un 8,3%. Por su parte, el Ibex cerró mayo con una caída del 10,79%, el mayor descenso desde octubre de 2008 cuando, tras la quiebra de Lehman Brothers, se desplomó un 17%. De este modo, el Ibex suma dos meses consecutivos de caídas y su caída anual se eleva hasta el 21,61%.
El Ibex dejó ayer atrás cuatro semanas marcadas por una fuerte volatilidad, por el temor de los inversores a la situación de la deuda y por las dudas sobre la solvencia de España y del sistema financiero. Los expertos aseguran que el Ibex no logra remontar la tendencia y acercarse de nuevo a la cota de los 10.000 puntos porque los inversores optan por recoger beneficios si atisban una mínima oportunidad. En este sentido, advierten de que el Ibex mantendrá este comportamiento durante las próximas semanas mientras no se disipen los temores sobre la economía y el sistema financiero. Mayo comenzó con el rumor de que España necesitaba una inyección de 280.000 millones y de que Fitch podía rebajar el ‘rating’ de la deuda española, lo que llevó al Ibex a perder un 13,78% en la primera semana del mes, la segunda peor de la historia.

Los peores presagios finalmente se confirmaron y la UE se vio forzada a aprobar un plan de ayuda para los países con una delicada situación de su deuda, como Grecia, Portugal o España, a lo que se unió el compromiso del Banco Central Europeo para comprar dicha deuda. La ayuda calmó momentáneamente el ánimo de los inversores pero las dudas aún persisten y el plan de rebaja del déficit de España aprobado por el Gobierno tampoco despejó las dudas.

Las advertencias sobre las medidas que debe adoptar España, como las del FMI, que alertó sobre la necesidad de reformas de amplio alcance, pesan más en el mercado que las propias actuaciones encaminadas a paliar la crisis. Además, Fitch rebajó finalmente el ‘rating’ de España en un escalón, desde ‘AAA’ a ‘AA+’, con perspectiva “estable” por los efectos que tendrá sobre el crecimiento de la economía a medio plazo el proceso de ajuste de la deuda privada y externa.

Entre los principales temores que también afectaron al mercado durante el mes se encuentra la reestructuración del sector financiero español, tras la intervención de CajaSur por parte del Banco de España. Los inversores consideraron la actuación del supervisor como una amenaza y castigaron a la banca. No obstante, las entidades captaron el mensaje de la institución y al menos 16 cajas anunciaron su intención de integrarse durante la última semana del mes, entre ellas, las dos principales, ‘La Caixa’ y Caja Madrid, que liderarán procesos con Caixa Gerona, por un lado, y Laietana, Caja Rioja, Caja Segovia, Caja Ávila y La Caja Insular de Ahorros de Canarias, por otro.

Entre los valores más castigados durante el mes destacan los bancos. En concreto, Banco Popular perdió un 21,86%, seguido de Bankinter (-15,52%), Banesto (-14,85%), BBVA (-14,28%), Banco Santander (-12,87%) y Banco Sabadell (-9,16%). Pese a la volatilidad y el miedo, el Ibex logró cerrar tres de las cuatro semanas de mayo en positivo, aunque los repuntes fueron insuficientes para remontar el desplome que sufrió en la primera semana. No obstante, mayo también se despidió con varios datos macroeconómicos que evidencian el inicio de la recuperación económica, entre ellos, la salida de la recesión de la economía española en el primer trimestre del año, tras crecer un 0,1% respecto al trimestre anterior. Asimismo, el número de hipotecas constituidas aumentó un 2,4% en marzo en relación a igual mes de 2009.

El mes se saldó con sólo un valor en positivo, Ebro Puleva, que ganó un 0,28%, mientras que entre los mayores descensos se situaron Abengoa (-22%), Telecinco (-20%), Sacyr Vallehermoso (-19%), Abertis (-15%), Acciona (-13%), Telefónica (-11%), BME (-10%) y Repsol YPF (-6,7%).

Fuente: www.lacartadelabolsa.com