De poco o nada sirve que la banca mediana suba tanto -observen el Sabadell- cuando los pesos pesados no están por la labor debido a la vuelta a la actividad de nuestros políticos. “Seguimos atrapados en estado hipnótico de tradind esperando escuchar quién habla hoy o mañana”, aseguran los expertos de Serenity Markets. El Ibex 35 ha estado al borde de descolgarse de lo que los expertos consideran un importante soporte, los 7.210 puntos, al calor de la incertidumbre griega de vuelta y de una 'necesaria' corrección tras seis semanas consecutivas al alza. ¿Es el final del rally? El selectivo nacional cierra la semana con unas pérdidas del 4,8%. 
 
Si el S&P 500 abandona el pedestal de los 1.400, ¿qué se puede esperar de Europa? Las pérdidas se extienden en las plazas del viejo continente, a pesar del apoyo expreso que ha mostrado la canciller germana, Angela Merkel, a que Grecia permanezca dentro del euro. Eso sí, la solución no se mueve. Habrá que esperar hasta el mes de octubre para conocer qué sucede con el rescate financiero a Atenas a pesar de las súplicas de su primer ministro, Antonis Samaras, que pedía una flexibilización de las condiciones y ampliación de plazos, entre otras cosas, para cumplir con el déficit fijado para el 3% de cara al año 2016.

Europa se da la vuelta al igual que lo hacía en los últimos compases de la sesión España. El Dax Xetra con unas ganancias del 0,3% está a las puertas de los 7.000 puntos, mientras que el Cac parisino hace lo propio y culmina la sesión prácticamente plano. 

Pero, esos pesos pesados han decidido darse la vuelta en las cómodas ganancias y de ahí que el  Ibex 35 cierre finalmente al alza con un repunte ligerísimo del 0,38% hasta los 7.310 puntos . El nivel a respetar es, según Roberto Moro, analista de Apta Negocios, los 7.210 puntos que de perforarlos a la baja llevaría al selectivo hasta los 6.500 enteros. De momento, no ha sido así a pesar de las pérdidas del 0,64% para el Banco Santander, pero en el caso de BBVA ha surtido efecto la palabra de los expertos. La entidad repunta al cierre un 0,32% después de que para BBVA este viernes haya sido recomendación de 'compra' para la casa de análisis Carax Alphavalue a un precio objetivo de 8,65 euros el título.



Entre los grandes, Inditex finalmente cierra la jornada en verde, un 1,21% al alza. Mientras, Telefónica recorta un 0,10% y Repsol, rompe la tónica habitual, cede otro 0,32 %.

La banca mediana lleva la contraria, sin embargo, quizás agradecida porque el Gobierno haya postergado hasta el próximo viernes la aprobación de la que será la cuarta reforma financiera. Y especialmente bien se lo ha tomado el Banco Sabadell al que los cortos han dado un respiro y hoy cierra con un espectacular rebote del 13% seguido del Popular, otro 2,5% al alza.

En el lado contrario, destacan Abengoa y Bankia, como no. La entidad intervenida por el Estado cede nuevamente posiciones y pierde la cota del 1,30 por acción.

El freno ha llegado incluso al terreno de las commodities donde el oil Texas retrocede. No se quiere encarar con los 100 dólares el barril y frena su rally alcista hasta los 97,5 dólares. El par euro/dólar permanece estable en el 1,25 al cambio.