Brexit

Por el momento no se ha definido nada, no hay acuerdo, no se ha iniciado un estudio punto por punto de las medidas que se van a tomar...nada...por el momento solo sabemos que habrá Brexit, que habrá un periodo de transición, que este periodo de adaptación tendrá que ser más amplio del inicialmente deseado...y que queda todo por decidir.

Entre tanto, las empresas españolas con intereses y negocios en Reino Unido intentan prepararse, a ciegas diría yo, para la salida de UK de la Unión Europea. Hay algunas que incluso han decidido directamente deslocalizarse y alejarse del mercado británico.

Entre estas compañías con intereses en Reino Unido estánIAG (Iberia), una agrupación de aerolíneas de Irlanda, Reino Unido y España.  Entre las aerolíneas del Grupo está British Airways, la mayor compañía aérea internacional del Reino Unido y una de las principales aerolíneas premium a nivel mundial. Su sede principal está en Londres, el mayor mercado de viajes premium del mundo. La aerolínea posee una fuerte presencia en los aeropuertos de Heathrow, Gatwick y London City. También parece que habrá dificultades tras el Brexit con AER Lingus, aerolínea irlandesa. La sede principal de Aer Lingus es el aeropuerto de Dublín, donde los clientes pueden elegir entre 13 destinos norteamericanos con más de 100 conexiones en los Estados Unidos y Canadá, disponibles a través de sus aerolíneas asociadas. Además, IAG no solo se negocia en España, sino que sus títulos también cotizan en la Bolsa de Londres. Todas estas conexiones del negocio de IAG con UK tendrán que ser revisadas y adaptadas tras el Brexit.

Siguiendo de cerca el sector de aerolíneas y aeropuertos, nos encontramos con Aena, accionista mayoritario del aeropuerto londinense de Luton. AENA ya ha rechazado hacerse con el 49% restante, decisión que nos parece muy prudente dada la incertidumbre en esa área geográfica tras el Brexit. Pero sí va a llevar a cabo obras de ampliación en este aeropuerto, tras recibir el visto bueno del órgano regulador. Aena apuesta por ampliar tanto la capacidad como el vencimiento de esta concesión más allá del 2031 (fecha de vencimiento de la misma). Habrá que ver cómo queda este tema después del periodo de transición. Por otra parte, y por el momento, continúa la tendencia de ligero descenso de los pasajeros con origen/destino Reino Unido.

También Telefonica tienen intereses en UK, en su caso a través de una filial, O2. Hasta septiembre, los ingresos de UK crecen a buen ritmo en términos orgánicos en el año, destacando en general unos resultados financieros y comerciales muy sólidos. Es cierto que el ruido generado por el Brexit y la falta de definición afectan a la operadora, pero no parece que vaya a tener consecuencias muy difíciles de asimilar.

Iberdrola está presente en UK a través de Scottish Power (redes, generación y renovables)y aunque como en el resto de compañías con presencia en Reino Unido se verá perjudicada por la incertidumbre, parece que a grandes rasgos el Brexit, una vez que se defina, no debería tener grandes repercusiones en su negocio.  Sin olvidar por supuestos, que habrá modificaciones en la regulación del mercado energético, tarifas, ...

Efectos del Brexit sobre la libra

También la banca tiene presencia en UK y por tanto exposición al Brexit.  Banco Santander genera en torno al 10% de ingresos en Reino Unido y Banco Sabadell a través de TSB, una filial en la que ya ha tenido que realizar fuertes ajustes de costes.

En esta línea, recientemente se ha conocido el resultado de las pruebas de estrés llevadas a cabo por el Banco de Inglaterra para las entidades financieras que operan en el país. Así, la situación de estrés prevista por el Banco de Inglaterra contemplaba que el producto interior bruto (PIB) mundial se contraiga un 2,6%, que el PIB de Reino Unido disminuya en un 4,7% y el paro del país crezca hasta el 9,2%. Ante esta situación, la ratio de capital CET1 se situaría en el 9,3%, frente al 14,5% registrado en la situación actual. El objetivo agregado para la banca británica era registrar un ratio de capital de, al menos, el 7,5%. Por entidades, Santander UK ha registrado un ratio del 10,8% en el escenario estresado, frente a un objetivo del 8,1%. Se trata por tanto de una entidad solvente y eficiente que no debería tener mayor problema en adaptarse a la nueva relación con Reino Unido. Sin olvidarnos por supuesto, del riesgo de cambios regulatorios para el sector que sí podrían tener una incidencia relevante.

Y por último en nuestro análisis de compañías directamente afectadas por el Brexit, tenemos a Ferrovial. El Grupo intenta reducir el riesgo por el Brexit y para mantenerse bajo la legislación europea ha trasladado su holding internacional de Reino Unido a Ámsterdam (Holanda). Ferrovial factura alrededor del 20% en libras. Ha confirmado finalmente la venta de su división de Servicios por 3.000 millones de euros. Nos parece una decisión necesaria y muy positiva, pero no hay que olvidar que esta venta supondrá una dura reestructuración para Ferrovial.

En cuanto al negocio de infraestructuras, Heathrow (con el 25% de participación) es uno de sus principales activos y ha revisado a la baja sus previsiones de crecimiento en un 3% para este ejercicio. Hasta septiembre, Heathrow generó 300 millones de libras frente a 341 millones en 9M 2018. Correspondieron a Ferrovial 86 millones de euros. Riesgo también en cuanto a la regulación que podría afectar a este aeropuerto.

Banderas UK y UE

En síntesis, directamente afectados serán aquellos sectores que tienen negocios supranacionales, es decir, que traspasan las fronteras de un país y necesariamente operan de forma global, como por ejemplo las aerolíneas, aeropuertos,...También sectores muy dependientes de la regulación pública como banca y energía, además de concesiones e infraestructuras.

Pero desde un punto de vista macroeconómico, las consecuencias, todavía sin estimar, de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, como su repercusión en la evolución del PIB, el empleo, salarios, inflación y por supuesto, las consecuencias sobre su divisa, tendrán efectos sobre todas aquellas compañías cuyo negocio se genera o está relacionado con la economía de UK.