U.S. Bancorp  informó que recompró los 6.600 millones de dólares en acciones preferentes que emitió al Departamento del Tesoro bajo el Programa de Alivio para Activos con Problemas, o TARP por su sigla en inglés, y añadió que planea recomprar el título opcional de compra a 10 años relacionado a la emisión.  Muchos de los bancos que aceptaron fondos TARP a partir del otoño boreal pasado informaron que quieren repagar el dinero tan pronto como sea posible para evitar las estrictas regulaciones gubernamentales -especialmente las relativas a la paga de ejecutivos-.