La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) confió hoy en que la reforma fiscal en la que trabaja el Gobierno no afecte al el tipo reducido de IVA, actualmente en el 7% y aplicable a sectores como el transporte o la hostelería, ni el superreducido que grava los productos básicos y que está en el 4%. En un comunicado, UPTA explicó que el aumento del tipo general del IVA puede resultar imprescindible para recuperar progresivamente el equilibrio presupuestario, pero no debe extenderse a los tipos reducidos para no ejercer más presión sobre los sectores más sensibles ni afectar a las empresas que pasan actualmente por "especiales dificultades".