El presidente de Unión Fenosa, Pedro López Jiménez, ha llamado la atención sobre el error de suponer que “una mayor influencia del sector público, de la planificación y de la regulación son mejores que el funcionamiento de los mercados”. A su juicio, remedios populistas y proteccionistas agravarían los problemas, de manera que le preocupa tanto el agravamiento de la crisis actual como “un posible retorno del intervencionismo”. López Jiménez entiende que deben desaparcer las tarifas porque la libre formación de precios requiere la eliminación de decisiones administrativas.