El gigante financiero italiano Unicredit registró en el primer trimestre de 2009 un beneficio neto de 447 millones de euros, el 57,9 por ciento menos con respecto a los 1.063 millones de euros del mismo periodo de 2008, informó hoy el grupo bancario en una nota de prensa. Este resultado, que va en línea con las previsiones de los analistas, se debe principalmente, según el grupo, a la falta de beneficios fiscales que si tuvo el pasado ejercicio.
El resultado de gestión de Unicredit durante los primeros tres meses del año fue de 2.740 millones de euros, por encima de los 2.311 que registró en el mismo periodo de 2008 y de los 1.903 del último trimestre del año pasado.

Según el gigante financiero italiano, el segundo mayor del país, este aumento en el resultado de gestión del grupo se debe a unos mayores ingresos y a una "fuerte" contención de los costes.

"La sólida actuación del resultado de gestión refleja la importancia para el grupo de la diversificación, beneficiándose ya sea del buen estado de la actividad de la banca comercial como de la recuperación, respecto a los trimestres precedentes, de la división de mercados e inversiones", explica el grupo en el comunicado.

El margen de intermediación de Unicredit en el primer trimestre de 2009 fue de 6.562 millones de euros, un 1,8 por ciento más que el año pasado, mientras que los intereses netos en los primeros tres meses del año se cifraron en 4.650 millones de euros.

Los costes operativos del grupo bancario desde enero y hasta marzo de 2009 fueron de 3.822 millones de euros, un 2,8 por ciento menos que el mismo periodo del año pasado, y los gastos de personal cayeron un 4,2 por ciento hasta los 2.296 millones de euros registrados en el primer trimestre de 2009.