El presidente de Unicaja, Braulio Medel, ha confirmado de forma rotunda 'no' tener interés en pasar a formar parte de la Caja de Ahorros del Mediterráneo y reduce su discurso a Caja España-Duero.


En el marco de la semana de  cursos organizada por la APIE en la Universidad Menéndez Pelayo en Santander, el presidente de Unicaja ha asegurado que su política de fusiones se circunscribe al 'protocolo' firmado con Caja España-Duero 'en materia de operaciones de integración. Todo lo demás pueden ser especulaciones y apuestas'. 

A este respecto, Medel afirma que 'el proyecto de integración va bien y dentro de los plazos marcados, aunque puede ser excesivo' que se encuentren 'en el mismo momento procesal que alguien que haya empezado  hace mucho menos tiempo'. 


Premura en los plazos
Está siendo una queja generalizada por parte de las cajas de ahorros en relación a la rapidez con la que se está llevando a cabo la reforma del sistema financiero español. 'Si a usted le plantean una situación en la que tiene que buscar capital a tres meses vista, probablementelo lo que encuentre será peor que si cuenta con años para hacerlo', ha asegurado Braulio Medel refiriéndose a las necesidades de core capital del 8% exigidas a las entidades no cotizadas y que 'puede llevar a que se vendan algunas cosas a un precio que hoy parece bueno, pero que en el futuro podría ser malo', concluye Medel.