La caja de ahorros española Unicaja dijo el lunes que ha aprobado un plan para fusionarse con Cajasur, una entidad inmersa en unas pérdidas significativas y que lucha por salir adelante. En un comunicado al supervisor español, Unicaja dijo que la fusión todavía necesita la aprobación de las autoridades locales. Las dos cajas de ahorros tienen su sede social en Andalucía, al sur de España. Cajasur está controlada por la iglesia católica y debe hacer frente a grandes pérdidas crediticias, al igual que ha sucedido con otras entidades españolas. Unicaja, con sede en Málaga, tiene un balance mucho más fuerte, por lo que ha sido considerada como la entidad consolidadora.