Unicaja, la entidad financiera líder de Andalucía que ha anunciado hoy que ha alcanzado un principio de acuerdo para la propuesta de fusión con Caja Castilla-La Mancha (CCM), aporta más de la mitad de los 59.193,9 millones de euros de activos que sumarían ambas cajas de ahorros. Según datos de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), los activos de Unicaja en noviembre pasado sumaban 32.110,4 millones, mientras que los de CCM llegaban a 27.083,5 millones de euros, cifras referidas a las entidades matrices, sin incluir la totalidad de cada grupo empresarial.
Los presidentes de estas cajas, Braulio Medel y Juan Pedro Hernández Moltó, han llegado a este principio de acuerdo que crearía una de las cinco primeras cajas de España, aunque aún no se ha firmado un protocolo, según han informado a Efe fuentes del sector.

Ahora se emprende un trabajo de análisis o prospectiva económica y aseguramiento de garantías financieras para cumplir con lo exigido por los respectivos consejos de administración, se trata de ver las casas por dentro y de chequear cuentas, indican las referidas fuentes.

El consejo de administración de Unicaja autorizó por unanimidad el pasado 19 de febrero a Medel a desarrollar los trabajos y conversaciones con CCM para la posible integración de ambas entidades, aunque condicionado a los estudios de viabilidad económica y financiera, la aprobación de los respectivos órganos de gobierno y las autorizaciones públicas preceptivas.

En el comunicado que han emitido ambas cajas hoy por separado -aunque con idéntico contenido- anunciando que tenían las bases del acuerdo, informan de que el proyecto de integración gozaría del apoyo y respaldo de las autoridades financieras competentes -entre las que está el Banco de España-, y el principio de acuerdo ha sido comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en un trámite obligado.

El consejo de administración de CCM también autorizó esta integración el pasado 25 de febrero y el proceso cuenta con el visto bueno de las Juntas de Andalucía y Castilla-La Mancha.

La entidad resultante sumaría casi 1.500 oficinas en 30 provincias españolas y el extranjero, de las que más del 60 por ciento (918) corresponden a Unicaja, que tiene sucursales en territorio castellano-manchego, en especial en Ciudad Real