Las cajas de ahorros de Ronda, Málaga, Antequera, Cádiz y Almería, fusionadas como Unicaja en 1991, y las de Toledo, Cuenca, Ciudad Real y Albacete, unidas como CCM en 1992, convergerán en una sola entidad próximamente, una vez alcanzadas las "bases de acuerdo" para su integración, según han comunicado hoy a la CNMV. Unicaja y CCM han informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores de que la entidad tendría un activo aproximado de 60.000 millones de euros, centrados básicamente en el negocio minorista.
Las cajas sostienen que la entidad resultante de ese proceso generaría una entidad "de claro liderazgo en los mercados financieros de Andalucía y Castilla-La Mancha, pero al mismo tiempo, con una clara proyección al conjunto de España, y casi 1.500 oficinas repartidas por una treintena de provincias y por el extranjero".

Caja Castilla La Mancha (CCM), con sede social en Cuenca, se creó en 1992 como resultado de la fusión de las cajas de ahorro de las cuatro provincias manchegas, mientras que Unicaja se había creado un año antes al integrar a cinco cajas de ahorro de tres provincias costeras andaluzas.

En sus resultados de 2008, Unicaja informó de un patrimonio neto de 3.216 millones de euros, con unos beneficios de 286 millones (el 20 por ciento menos que el año anterior) y con un destino a obra social de 58 millones. CCM, entidad afectada por la crisis inmobiliaria, no ha presentado aún sus resultados de 2008. En 2007 CCM tuvo un resultado consolidado de 232 millones de euros, con unos beneficios de 85 millones y unos ingresos netos de 279 millones.Con 910 oficinas cuenta Uniaja y con otras 589 CCM.

La fusión entre Unicaja y CCM daría lugar a la creación de la quinta caja de ahorros española por volumen de depósitos de clientes y beneficios atribuidos, y la sexta del sector por volumen de créditos concedidos a la clientela.