PandaLabs ha descubierto una red de ciberdelincuentes dedicada a la venta en el mercado negro de cuentas bancarias de bancos españoles a cambio de 500 euros, facilitando al comprador todos los datos necesarios de las víctimas, indicó hoy la compañía, que ha procedido a informar a las autoridades españolas. En concreto, los delincuentes aseguran a los posibles compradores un saldo mínimo de 2.000 euros en cada cuenta, así como un servicio para realizar la transferencia desde la cuenta robada, siempre que el destino sea a un país extranjero. En este caso, los precios varían desde 500 euros por realizar una transferencia de 2.000 euros, hasta los 3.000 euros a cambio de una transferencia de 20.000 euros.