Taylor Woodrow, filial española de la británica Taylor Wimpey, ha puesto a la venta viviendas en la costa de España con descuentos de hasta el 35% en su precio, informó hoy la compañía. La inmobiliaria, especializada en segunda residencia y presente en España desde hace cincuenta años, estima que, a pesar de la crisis, existe un número de compradores dispuestos a invertir si el precio es atractivo. Así, los precios de las viviendas que conforman la oferta de la compañía oscilan entre los 170.000 y los 250.000 euros.