Mal dato de empleo en EEUU, cuya tasa se queda inmóvil en el 9,1% y ahonda en la herida que llegaba abierta desde Europa, dónde se sucedían las informaciones en las que se afirma que Grecia no cumpliraá con el objetivo de déficit. Así las cosas los principales índices apuntan a caídas superiores del punto porcentual en una jornada en la que el oro vuelve al camino del alza y el euro cotiza sobre los 1,43 dólares.

El consenso del mercado manejaba una creación de empleo en torno a 75.000 puestos de trabajo mientras que la tasa de desempleo se queda en el 9,1% en agosto, sin cambios. La cifra final se ha quedado en 17.000 empleos en el mes de agosto, un dato muy negativo. El dato de julio arrojó una creación de 117.000 puestos de trabajo.

En el viejo continente las informaciones acerca de Grecia no cumplirá los requisitos de déficit pesa sobre los mercados y en especial sobre el sector bancario que vive su enésima jornada de pérdidas en las plazas europeas.

Se multiplican las voces que aseguran que la recesión es cuestión de tiempo. Entre estas opiniones la de Juan Ignacio Crespo, director europeo de Thompson Reuters, que advertía en los micrófonos de Intereconomía de que “está a tan solo a un click”.

Así las cosas los futuros del S&P operan con descensos de casi 1%; lo mismo que el Dow Jones y el Nasdaq.

Por su parte el oro vuelve a realizar su función de refugio y avanza por encima de los 1.850 dólares.

La banca estaría presionada ya que la Agencia Federal de Finanzas de Estados Unidos prepara una demanda contra más de una docena de bancos por valorar erróneamente los títulos hipotecarios que se concedieron en plena burburja inmobiliaria, según informa el diario 'The New York Times'.  

Con esto el Ibex se desploma hasta un 3%.