Un juez de Nueva York ha fallado en contra de Dell, al indicar que el fabricante de ordenadores incurrió en fraude, publicidad falsa, negocio engañoso y prácticas de cobro abusivo de deudas. El juez del Tribunal Supremo del Estado de Nueva York Joseph Teresi ha señalado que Dell atraía a sus clientes con anuncios que ofrecían opciones de financiación "sin intereses", pero luego su departamento financiero cobraba precios más altos.