Un juez de Estados Unidos ha revocado una sentencia contra Microsoft, que incluía un pago récord de 1.500 millones de dólares a Alcatel-Lucent, al considerar que no violó patentes del fabricante de equipos de telecomunicaciones. Microsoft considera esta decisión como una victoria para otras compañías tecnológicas que podrían arriesgarse a recibir cargos por infracción de patentes si Alcatel hubiera ganado. Un jurado federal de San Diego determinó en febrero que la compañía fundada por Bill Gates violó dos patentes relacionadas con los archivos de audio MP3 y entregó a Alcatel-Lucent la mayor compensación por daños que se ha concedido en un caso de patentes en Estados Unidos.