Un consorcio liderado por BP y en el que participa la estatal China National Petroleum Corp aceptó el martes un contrato para desarrollar el mayor yacimiento petrolero de Irak, Rumaila, cuyas reservas ascienden a 17.000 millones de barriles de crudo. El ganador inicial de la licitación por ese campo, una alianza liderada por Exxon Mobil rechazó el cargo máximo que había propuesto pagar el Ministerio de Petróleo por cada barril de crudo, lo que le dio al grupo de BP la oportunidad de tomarlo. La alianza BP/CNPC aceptó recibir 2 dólares por cada barril de petróleo adicional que produzca, frente a los 3,99 dólares que había pedido