Un consorcio formado por Degremont, filial de Suez, y tres compañías españolas se ha hecho con un contrato de 55 millones de euros para construir una planta desaladora en Alicante. Degremont tiene un 40 por ciento del consorcio, del que forman parte Drago Sub SA, Rover Alcisa SA y Acsa Obras e Infraestructuras SA.