JP Morgan es uno de los dos principales bonistas del bono emitido por Jazztel en 2005 y tenía el derecho de convertir los bonos en capital de la compañía de telecomunicaciones.

El pasado 4 de agosto Jazztel anunció una ampliación de capital de 55,6 millones de nuevas acciones después de que su bonista JPMorgan Chase & Co. (JPM) le solicitase ejercer su derecho de conversión de bonos. La compañía de telecomunicaciones emitió un total de 55,6 millones de acciones por 10 millones de euros.