El estatal Banco de la Provincia (Bapro) de Buenos Aires quiere vender su parte en Orígenes, el mayor fondo privado de pensiones de Argentina, al Santander, para su posterior transferencia al holandés ING. La propuesta pasa por neutralizar contingencias de un negocio que no manejan, ha asegurado el presidente ejecutivo de Bapro. La operación está planteada en 280 millones de dólares, de los cuales el 40% sería para la entidad bonaerense y antes de cerrar el traspaso ambas entidades deberán acordar la cancelación de la deuda de 72 millones de dólares que el banco argentino contrajo con la compra de Previnter al Santander.