El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, advirtió hoy a la CEOE de que si mantiene sus demandas "maximalistas" en la mesa de diálogo social y no cambia su postura, el acuerdo será "prácticamente imposible". Ferrer, en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, reconoció que el diálogo social se halla en "extrema dificultad" por la decisión de los empresarios de "recuperar" en la mesa de negociación posiciones "maximalistas e inasumibles" para los trabajadores.