Los líderes de la Unión Europea (UE) insistirán hoy en que España debe mejorar la regulación del mercado de alquiler de viviendas y suprimir las tarifas eléctricas reguladas, con el objetivo de aumentar la competencia.  El Consejo Europeo, reunido ayer y hoy en Bruselas, va a dar su visto bueno a las recomendaciones anuales de la Comisión Europea sobre reformas estructurales e instará a los países a ponerlas en práctica sin demora. Como es habitual, el ejecutivo comunitario cree que España tiene que introducir más competencia en los servicios y en el sector eléctrico, así como continuar reformando el sistema educativo, para reducir el abandono escolar y elevar la cualificación de los trabajadores.