UBS ha quitado a Indra de su lista de compras a corto plazo, aunque mantiene su recomendación de neutral, por considerar que el buen comportamiento de la acción hace que ya no esté infravalorada. Espera unos sólidos resultados en 2t. Cita que ya no hay exceso de papel tras la venta de Gas Natural y que pese a que seguirá habiendo sustento para el valor, 2010 podría ser un año duro. Precio objetivo de 16,2 euros.