UBS puso el martes en venta 1.400 millones de dólares en productos estructurados respaldados por hipotecas de alto riesgo, una señal de que el banco suizo busca eliminar los "títulos tóxicos" de sus cuentas. Los títulos puestos en venta son dos obligaciones de deuda colateralizada -CDO, por sus siglas en inglés- inicialmente valorados en 700 millones de dólares cada uno, aunque su valor justo, según estimaciones basadas en un índice de derivados subprime, resultó ser bastante inferior. UBS es el tenedor del tramo super senior de estos CDO. Una cláusula incluida durante la constitución de estos CDO permite a los tenedores de la clase super senior vender la totalidad de su cartera cuando el valor desciende por debajo del umbral predeterminado.