UBS indicó que los resultados del segundo trimestre podrían mostrar crecimiento nulo o incluso pérdidas, pero que no necesita realizar nuevas ampliaciones de capital. En un comunicado previo a la publicación oficial de resultados, que tendrá lugar el 12 de agosto, el banco suizo indica que las cifras recogen contribuciones positivas de la división de gestión de patrimonio y banca corporativa. En cuanto a la división de banca de inversión, registró pérdidas, con pérdidas y amortizaciones por el deterioro de los mercados financieros en posiciones de riesgo declaradas anteriormente, sobre todo en su exposición al sector de aseguradoras 'monoline'.
El banco suizo UBS ha anunciado que espera unos resultados iguales o ligeramente inferiores al punto de equilibrio, es decir, el punto en donde no existan perdidas ni ganancias. Los resultados reflejan las contribuciones positivas de las divisiones Global Wealth Management & Business Banking y Global Asset Management, contrarrestadas por las pérdidas de la división Investment Bank. El banco atribuye estas pérdidas al deterioro del mercado, que le llevó a realizar rebajas de valor en su división de banca de inversión. Las rebajas de valor fueron atenuadas por las continuas reducciones de exposición por los beneficios por cobertura. La entrada de dinero fue negativa en el periodo. Esto fue especialmente pronunciado en abril pero mejoró en mayo y junio, en particular para Global Wealth Management & Business Banking. Al final del trimestre, UBS espera tener un ratio de capital Tier 1 cercano al 11,5%, y no tiene necesidad de recaudar más capital. El más afectado por la crisis El banco ya ha acumulado pérdidas de unos 10.000 millones de euros como resultado directo del colapso de ese sector y los analistas temían que el segundo trimestre arrojara nuevas pérdidas de entre 2.000 y 4.000 millones de francos. El banco reconoció también hoy que el deterioro del mercado continúa y ha provocado nuevas depreciaciones de activos y pérdidas, pero recalca que el impacto de esa situación se ha atenuado gracias a la reducción de la exposición del banco a las inversiones de riesgo y a los beneficios de cobertura. Sin facilitar ninguna cifra, UBS adelanta también que la entrada de dinero fresco al grupo fue negativo en el segundo trimestre, particularmente en abril, mientras que se observó una mejora en mayo y junio.