El banco de inversión UBS ha revisado al alza su precio objetivo sobre la operadora portuguesa Portugal Telecom hasta los 10,8 euros por acción, ante las buenas perspectivas que maneja para su participada brasileña Vivo y que genera unos ingresos próximos al 40% del total.