UBS ha decidido elevar el precio objetivo de Endesa de 38 hasta 42,5 euros, y además ha decidido elevar su recomendación de "vender" hasta "comprar". Los títulos de la eléctrica cerraron ayer en 35,6 euros, tras perder un 0,53% en la sesión.