Una entidad más que opta por esta opción. El banco suizo se suma a Bank of America en su intento por reducir costes vía reducción de puestos de trabajo que la semana pasada también anunciaba el despido de 3.500 empleados.


La mayor entidad suiza ha indicado que planea eliminar un total de 3.500 puestos de trabajo, con lo que pretende reducir sus costes anuales en 2.500 millones hasta 2013.

UBS ha explicado en un comunicado que el 45% de los recortes se producirán en su negocio de banca de inversión, un 35% de su división de grandes patrimonios y banca suiza, otro 10% de su división financiera y el 10% restante de grandes patrimonios de America.

UBS ha indicado, además, que espera sus gastos de reestructuración ronden los 550 millones de francos suizos, de los que 450 millones cargará a los resultados de la segunda mitad del año.

Con este plan de reestructuración sobre la mesa, el banco de inversión podría alcanzar sus objetivos de beneficio a medio plazo, después de que hace un mes indicara que no se encontraba en condiciones de hacerlo.

"Las medidas anunciadas hoy están destinadas a mejorar la eficiiencia operativa del grupo. UBS continuará vigilando sus costes mientras continuará con sus proyectos de inversión en áreas en proceso de crecimiento.