El primer banco suizo UBS anunció unas pérdidas de 2.000 millones de francos suizos (1.755 millones de dólares) en el primer trimestre de 2009 y seguirá con su programa de reducción de costes con la supresión de 8.700 empleos antes de 2010. UBS busca lograr ahorros substanciales en todas las áreas. Una reducción importante de los empleos es desafortunadamente inevitable. UBS tiene previsto recortar el número de empleados hasta los 67.500 en 2010, indicó el banco, que empleaba a 76.200 personas a finales de marzo. El banco suizo perdió miles de millones de dólares en la crisis de las hipotecas subprime en Estados Unidos.