Turkish Airlines ha comprado dos aviones de carga A330-200F por un valor de 368 millones de dólares (cerca de 250 millones de euros), a precio de catálogo, que incorporará a su flota de cuatro A310 a partir del otoño de 2010, informó el fabricante europeo. Con este nuevo pedido, la aerolínea de bandera de Turquía consolida sus "ambiciosos planes" de crecimiento, que incluyen el impulso y expansión en el transporte de mercancías. "La flexibilidad y eficiencia del carguero A330-200 suponen la perfecta elección para la expansión de las operaciones de carga de la compañía", subrayó el consejero delegado de Turkish Airlines, Candan Karliteki.